caballito de tolsá

Después de casi cuatro años El Caballito de Tolsá verá la luz

En 2013 trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México intentaron “limpiar” la escultura ecuestre de Carlos IV que se encuentra en la Plaza de Manuel Tolsá, mejor conocida como “El Caballito”, causándole lo que en su momento se consideró como daños irreversibles. Casi cuatro años de trabajos de restauración dan sus frutos y hoy la Secretaría de Turismo de la CDMX muestra una de las esculturas más emblemáticas de la capital del país.

El trabajo de restauración fue en la escultura, el basamento y el pedestal y se realizó por personal de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos y de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del INAH.