María Juana Soto Santana

Reinauguran en Cuauhtémoc Unidad de Rehabilitación “María Juana Soto Santana”

  • Después de 17 años de no renovarse, el centro lleva el nombre de la multimedallista paralímpica

Gracias al fomento de la responsabilidad social de empresarios que ha hecho la Delegación Cuauhtémoc, este día fueron reinauguradas con equipo más moderno y apto para las necesidades de los pacientes, las instalaciones del Centro de Rehabilitación “María Juana Soto Santana”, en un evento que fue encabezado por Ricardo Monreal Ávila.

María Juana Soto Santana

El Jefe Delegacional en Cuauhtémoc dijo que los liderazgos deben buscar convencer a los empresarios para que contribuyan en beneficio de la ciudadanía, en lugar de recurrir a actos de corrupción o moches, en reciprocidad a los permisos obtenidos.

Por su parte, Ricardo Cohen, representante de Bico Medical, dijo que la contribución al espacio de rehabilitación, se decidió después de constatar sus necesidades, donde los médicos hacían todo su mejor esfuerzo para atender a los pacientes, y por eso, el centro cuenta hoy con el equipo más moderno, con tecnología más avanzada y mayor higiene.

En el corte de listón estuvo presente María Juana Soto Santana, una de las primeras mujeres en participar en competencias deportivas amateur, destacada por ser multimedallista, con 14 preseas paralímpicas entre 1980 – 1992.

Posterior al corte de listón, Monreal Ávila y Ricardo Cohen dieron un recorrido por las nuevas instalaciones, dirigidos por el doctor Carlos Tahuilán coordinador del Centro de Rehabilitación, quien resaltó que los aparatos con que contaba el centro tenían 17 años sin renovarse.

El Centro de Rehabilitación “María Soto Santana” cuenta con 18 trabajadores entre recepción, trabajo social, enfermeras y médicos, atiende entre 45 y 50 usuarios diarios, con servicios que incluyen terapia física, medicina general, revalorización, lenguaje, electroterapia, hidroterapia, mecanoterapia, terapia ocupacional, estimulación temprana, parafina, terapia húmedo caliente.

Con una inversión que ronda los tres millones de pesos, se hicieron trabajos de pintura, mantenimiento de la infraestructura eléctrica, hidráulica y sanitaria, se sustituyó todo el equipo de oficina y sobre todo los aparatos terapéuticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *